Por María H. García. Corresponsal Notimex

 

Washington, 1 Mar (Notimex).- El boliviano de nacimiento y mexicano por adopción José Bayro y su compatriota Fabricio Lara presentan su trabajo plástico en la primera galería privada dedicada al arte latinoamericano contemporáneo en la capital estadunidense.

“Yo me siento embajador de México porque en esta obra hay muchos artistas y colaboradores anónimos (mexicanos) que apoyan la impresión de mis grabados, la elaboración de mis bronces y mis cerámicas”, dijo a Notimex, Bayro, residente del estado mexicano de Puebla desde hace de 40 años.

Destacó que su admiración por el país le ha dado “grandes” oportunidades de desarrollo profesional, y recordó que desde su llegada a México para estudiar la maestría en Artes en la Academia de San Carlos, descubrió que “el que prueba México, ya no lo deja”, remarcó el maestro Bayro.

“Dos pintores de las montañas del sur” fue inaugurada en la galería All We Art, un espacio dedicado, en el circuito no institucional, a los artistas contemporáneos de América Latina en Washington.

La exhibición presenta una muestra de la obra de Bayro Corrochano, que fue descrita por Carlos Monsiváis (1938-2010) como “la distorsión de los valores en fuga”.

Bayro definió su obra, que incluye, óleo, técnicas mixtas, aguafuerte, aguatinta, puntas secas, trabajo en amate y dibujo como “el arte de lo chueco” porque, dijo, vivimos en un mundo así, donde pasa todo lo inesperado.

Asimismo, apuntó que su trabajo artístico es divertido, cálido y muy cercano a las personas, “porque la gente relaciona mucho sus experiencias y recuerdos con mi obra”.

Por su parte Fabricio Lara, procedente de una familia de pintores, escultores y muralistas en Bolivia, dijo que su obra es figurativa, de síntesis, con una gran carga abstracta.

Apuntó que el color en su trabajo plástico tiene influencia de las culturas ancestrales, “es el color andino, que tiene la gran riqueza de estar basado en tonalidades tierra y grises.

“Es la base del colorista, el que sabe trabajar el blanco y negro, los grises y tierras, sabe controlar bien el valor del color y puede adicionar libremente el color que quiere en una obra”, agregó el artista, quien reconoce a su padre Gustavo Lara (1934-2014) como su “verdadero” tutor en la pintura.

Con estudios formales en escultura en la Universidad Mayor de San Andrés en La Paz, Bolivia, Lara ha ganado varios premios como pintor, escultor, dibujante y muralista, incluyendo en 2010 el Gran Premio Nacional de Artes “Pedro Domingo Murillo” que otorga su país.

El boliviano expresó su deseo por exponer en México, pues tiene una gran admiración por la cultura de ese país, la cual dijo, “es un gran baluarte para todo el continente”.

La obra de Fabricio Lara se ha exhibido en varias ciudades de Estados Unidos, incluyendo Dallas, Miami y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la capital estadunidense y en Europa ha sido llevada a España, y Liechtenstein, entre otras.

Los venezolanos Pablo Brito y su esposa Luisa Elena Vidaurre abrieron en junio del 2014 la galería All We Art en Washington luego de explorar otras capitales, como: París, Francia; Barcelona, España; Bogotá, Colombia, y Buenos Aires, Argentina, y confirmar que en la capital estadunidense no había un espacio privado para el arte regional.

“Yo estoy convencida que el arte latinoamericano es muy rico porque somos países muy sufridos y ese sufrimiento hace que necesitemos sublimar la creatividad a través del arte”, dijo a Notimex, Vidaurre.