EXPOSICIÓN. La Galería All We Art, en Washington, muestra de más de 20 obras del artista en las que se incluyen grabados, óleos, cerámicas y bronce. (Foto: Tomada de allweartstudio.com )

La Galería All We Art, en Washington, muestra de más de 20 obras del artista en las que se incluyen grabados, óleos, cerámicas y bronce

Convencido de que cualquier artista puede triunfar desde su trinchera, sin necesidad de exponer en el extranjero, el artista plástico José Miguel Bayro Corrochano (1960) aseguró que en el terreno pictórico está de regreso la pintura de caballete y figurativa.

Entrevistado a propósito de la apertura de su exposición en la Galería All We Art en la ciudad de Washington, en Estados Unidos, el 26 de febrero, el artista, de origen boliviano y radicado en México desde hace 40 años, señaló que el arte contemporáneo actual está tocando fondo.

"Estamos viviendo un momento en la historia del arte en que no hay vanguardias, no hay una línea, alguien que se encuentre como punta de lanza, hay expresiones y formas; la gente ve y consume arte de varias maneras.

"Se dice, hay rumores de, que el arte contemporáneo está tocando fondo, que vive un momento crítico, porque hemos sido tomados del pelo y la gente que no está dispuesta a creerse por ejemplo: un palo sobre la pared o un par de maletas por ahí, por artistas jóvenes que se arriesgan a presentar trabajos que al final son desafortunados porque no expresan nada", indicó.

Para este artista al que alguna vez Carlos Monsiváis (1938-2010) definió como un pintor que "incursiona en lo que podría llamarse la distorsión de los valores en fuga", el público se encuentra cansado y desorientado con el tipo de propuestas artístico contemporáneas.

"Hay la tendencia a la vuelta de la pintura de caballete y figurativa. Es increíble, el arte tiene sus vaivenes y regresa otra vez esa expresión. Sin embargo, hay cosas buenas, pero en general no existe una expresión vanguardista", consideró.

Bayro Carrochano participará junto con Fabrizio Lara en el proyecto "La mirada de dos artistas de los países de las montañas", que no es más que una mirada de la vista que hace el arte periférico.

"Se trata de una muestra de más de 20 obras en las que se incluyen grabados, óleos, cerámicas y bronce, una exposición importante para mi carrera porque estoy en un momento en el que deseo internacionalizarme.

"En 2014 estuve en Lima, Perú, y en París, Francia; este 2015 estuve apenas en Bolivia y deseo estar en los Estados Unidos", reveló el pintor para quien exponer en el extranjero, responde a su necesidad de crecer, "en México tengo una carrera de 30 años, de tal manera que una vez conquistada la presencia en México deseo sacar mi arte ahora al extranjero".

Refirió que muchas de sus obras están realizadas en Oaxaca y Puebla, "de tal suerte que es un tributo a los talleres que en estos momentos trabajan a nivel internacional.

"La muestra es una síntesis de mi trabajo, hay de todo y van de un periodo de los últimos años. Los temas están dedicados al cambio climático, el recolector de fruta, pensando en los migrantes que se van a trabajar en Estados Unidos, las frutas transgénicas, son temas actuales", comentó.

Para el célebre Monsiváis, "José Bayro pinta una realidad y una irrealidad simultáneas, es un artista con motivaciones evidentes, y es también un pintor que, como es debido, a sí mismo se oculta una parte de lo que va escudriñando, pintando y leyendo en cada uno de sus cuadros.

"Se trata de un artista, integrado por el trabajo incesante, las visiones revisadas de sus creencias, el cotejo de la pintura mundial, el afán de no darle oportunidades al autoengaño. Bayro es un pintor de nuestro tiempo y la resonancia de la frase tiene que ver con la perdurabilidad de sus imágenes".

Tras su exhibición en los Estados Unidos, el artista tomará una pausa para continuar con otros proyectos que tiene pendientes.

rqm